GIARDIASIS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Carmen   
Jueves, 03 de Junio de 2010 15:22

La giardiasis es una afección intestinal producida por un protozoo, que afecta a muchas especies. Su distribución abarca a todo el mundo. No existen zonas indemnes a la infección por Giardia spp. Esta enfermedad parasitaria es común en perros y gatos.

El hacinamiento, la falta de limpieza, la humedad y la densidad de animales, favorece la perpetuación y transmisión de esta patología altamente ubicuitaria.

ETIOLOGIAGiardia spp. Es un protozoo flagelado, binucleado y piriforme. El parásito tiene dos formas vitales reconocidas: el trofozoito y el quiste. Los trofozoítos móviles tienen un trofismo marcado por las microvellosidades del borde libre de la mucosa intestinal (intestino delgado proximal), encontrándose adheridos al mencionado borde libre, o bien sueltas y nadando dentro del mucus intraluminal.Los trofozoitos (formas móviles) se encuentran normalmente en las heces diarreicas, mientras que las formas quísticas - quistes - (estadio infeccioso) se pueden encontrar en las heces formadas. El huésped se infecta con la ingestión de los quistes

 SÍNTOMAS  El signo más constante de la giardiasis es la diarrea, que puede ser aguda ó crónica. Los animales adultos pueden padecer infecciones asintomáticas y los animales jóvenes, más habitualmente sufren los signos clínicos mencionados con anterioridad (diarreas súbitas, abundantes, a menudo esteatorreicas,  mal olientes, etc) 

GIARDIASIS AGUDA. Se manifiesta por un comienzo súbito, diarrea explosiva, abundante y con muy mal olor, acompañada de anorexia y depresión (similar a los cuadros de gastroenteritis virales por coronavirus, parvovirus, etc).

GIARDIASIS CRÓNICA. Cuadro clínico caracterizado por pérdida de peso, pelo sin brillo, síndrome de mal absorción, diarrea intermitente, etc. Es el cuadro clínico típico del animal adulto o joven en buen estado inmunológico.

DIAGNOSTICOLa sintomatología y los estudios de rutina no son patognomónicos de la giardiasis.
El diagnóstico seguro se basa en el descubrimiento de los quistes o trofozoítos en las
heces o muestras extraídas del intestino. Si bien los quistes son excretados de
manera intermitente, una técnica de concentración bien ejecutada es el método más
práctico y sensible de diagnosis.
  
TRATAMIENTO
Recientemente, algunos derivados benzimidazólicos (en especial oxfendazol, fenbendazol y albendazol), demostraron elevada eficacia contra la Giardia.
El metronidazol bucal es una droga clásica para la giardiasis canina y felina.