EHRLICHIOSIS CANINA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Carmen   
Jueves, 03 de Junio de 2010 15:13
La Ehrlichiosis, en su forma monocítica y granulocítica es una enfermedad infecciosa del perro, (no zoonosis), causada por un parásito intracelular obligado perteneciente a la familia Rickettsaceae, Ehrlichia spp. La más común de todas ellas es E. canis que es transmitida por la garrapata que infesta con frecuencia a nuestros animales domésticos: Rhipicephalus sanguineus.

 SÍNTOMAS:  Las manifestaciones clínicas de la enfermedad son difíciles de delimitar ya que hay considerables variaciones en el tipo, duración y severidad del historial clínico, así como en las anormalidades físicas y clínico-patológicas, por los siguientes motivos:1.  La Ehrlichiosis puede ir acompañada de otras enfermedades concomitantes, tales como la Babesiosis, Filariosis, o Leishmania2.  La gravedad de la enfermedad está en función de:§ la cepa del microorganismo§ que transcurra en animales con inmunidad celular disminuida§ la edad del animal, (más grave en animales jóvenes).El curso de la enfermedad presenta tres fases:

1.        Aguda: Se caracteriza por alteraciones hematológicas: trombocitopenia, leucopenia y anemia leve variable. Otras alteraciones que se pueden presentar son pérdida de peso, anorexia, letargia, hipertermia, (hasta 41º C), linfoadenomegalia, exudado oculonasal seroso o purulento, hemorragias, disnea, … Debido al corto periodo de incubación se puede encontrar en algunos de estos animales una infestación evidente de garrapatas, si no han sido eliminadas todavía.

 2.        Fase subclínica: puede durar de meses a años. En esta fase el animal recupera el peso perdido y resuelve la hipertermia llegando a tener temperatura corporal normal. En algunos animales puede ser eliminado el parásito, (si su estado inmune es competente). Aunque en la mayoría persiste, instaurándose así la fase crónica.

3.        Fase crónica: puede manifestarse como una enfermedad leve con alteraciones hematológicas y de peso irrelevantes, o por el contrario, se pueden generar cuadros con:    - Trombocitopenia, que den síntomas tales como palidez de mucosas, petequias, equimosis en mucosas, y/o hemorragias importantes (epixtasis). Tambien puede aparecer una hipoplasia severa de la médula ósea que puede ser irreversible.    - Nefropatía perdedora de proteínas, como una glomerulonefritis que se origina por depósito de inmunocomplejos sobre los capilares del glomérulo.     - Disnea o tos por el edema intersticial a nivel del pulmón.    - Hepatomegalia, esplenomegalia o linfoadenopatía.    - Signos oculares, ya que son animales que tienden a hipertensión sistémica, (como cambio de color en los ojos, ceguera y con bastante frecuencia uveítis, hipema, retinitinis, desprendimiento de retina).    - Alteraciones neuromusculares principalmente causadas por meningitis inflamatoria o hemorrágica (hiperestesia, estados de estupor, o convulsivos…).    - Cojeras, rigidez en la marcha por depósitos de inmunocomplejos en las articulaciones

 PRONÓSTICO: El pronóstico es generalmente bueno en la fase aguda, observándose una mejoría clínica a los pocos días de iniciar el tratamiento. El pronóstico es malo en casos severos de ehrlichiosis crónica.

TRATAMIENTO: En el tratamiento la Doxiciclina es, hasta el momento, el antibiótico de elección, durante aproximadamente un mes (28 días). Debe acompañarse de 2 administraciones (separadas en 14 días cada una) de Imizol (Dipropionato de Imidocarb) vía subcutánea ,previa administración de atropina para evitar efectos indeseables del Imidocarb. En ocasiones pueden administrarse corticoesteroides como la prednisona/olona para tratar el componente inmunomediado de la enfermedad, especialmente en la fase crónica. La prevención debe realizarse con el control de las garrapatas. Los animales curados no quedan inmunizados y pueden volver a reinfestarse.